Sirven pa’ todo



Trabajo de terrazas en curvas a nivel.



EPÍGRAFE:



“Sin embargo, su obra más admirable no es su arquitectura monumental, no es el arte fino de su orfebrería, cerámica o textilería, no es su música, tan propia y tan profunda, no es finalmente su organización social adecuada y eficaz para el momento en que vivieron.


Lo más admirable, lo más valioso, lo más perdurable de su obra, es haber convertido este medio andino, tan hostil y tan agreste, tan inadecuado y agresivo en un PARAÍSO AGRÍCOLA.”


El subrayado, la negrilla y la mayúscula son nuestros.

(El texto fue extraído de las memorias de un congreso sobre cultivos andinos realizado en Bolivia…)



Uso de herramientas.

       
      Perfil rocoso intervenido.


      
Visita por la terraza.




Ficha Técnica:

TERRAZAS EN CURVAS A NIVEL COMO SISTEMA DEMOSTRADO DE CONSERVACIÓN DE SUELOS, PARA PENDIENTES, IDEAL PARA TODO EL SISTEMA ANDINO.


Título:

SIRVEN PA’ TODO

Ejecutor:

OTTO HUGO RIOS GARRIDO, INGENIERO AGRÓNOMO APLICADO A LA CONSERVACIÓN DE SUELOS  (BIOINGENIERIA)..

Texto:

Senderos, caminos, en todo caso, terrazas en curvas a nivel.
Sirven pa bajar la cosecha de hortalizas.
Sirven para apreciar… para estarse… para que el agua corra…
En terrenos ondulados y semi-ondulados sería muy difícil y hasta imposible cosechar ciertos frutos.  Cuando el operario o la bestia quedan sobre una terraza las cosas cambian.
Siendo mejoras, las terrazas superan el tiempo, la cultura.  Existen vestigios milenarios de pueblos que ocuparon el suelo andino con los pies sobre la tierra, en las más altas cumbres de nuestro sistema.
Metros de qué. 
De trazado, de terraza, de caminata, de cosecha, de camino para bestias y para personas.
Piedras, tierra, elementos del sustrato, características del perfil que van definiendo la rudeza de la labor.
Piqueros, asadoneros, palineros, trazadores de curvas y así una serie de roles y funciones requeridas para un buen terraceo, para unos caminos que conecten todo el territorio, buscando comodidad, rendimiento, armonía del paisaje, calidad de vida para todos los implicados en un proceso productivo, o en una cadena ecosistémica en la que el ser humano intervenga.
Metro a metro, palmo a palmo, hortalizas, caucho o frutales, las terrazas, perennes, herencia urgente de la humanidad.







OTROS TRABAJOS EN LOS QUE APLICA EL TERRACEO EN CURVAS A NIVEL.



Aplicación de terrazas en curvas a nivel para proyectos Hortícolas y y plantas medicinales.  
1. 



Aplicación de terrazas en curvas a nivel para proyectos Hortícolas 4. 



Aplicación de terrazas en curvas a nivel para proyectos Hortícolas 5. 



Utilización de material de bosque desperdiciado, para la elaboración de caminos, en parcela del área Metropolitana de Bucaramanga.





Incorporación de piedra como elemento natural en la estabilización y terminado de un sendero en huerto de Guayaba. 





Incorporación de piedra como elemento natural en la estabilización y terminado de un sendero en huerto de guayaba 2.




Proyecto de Conservación de Suelos frente a la problemática de la Erosión en la escarpa de Bucaramanga Barrio Pantano 3-A 2.011-1.


Proyecto de Conservación de Suelos frente a la problemática de la Erosión en la escarpa de Bucaramanga,Barrio Pantano 3-A 2.011-2.



Proyecto de Conservación de Suelos frente a la problemática de la Erosión en la escarpa de Bucaramanga,Barrio Pantano 3-A 2.011-3.



Proyecto de Conservación de Suelos frente a la problemática de la Erosión en la escarpa de Bucaramanga,Barrio Pantano 3-A 2.011-4.


   Proyecto de conservación del suelo frente a la problemática de          la Erosión en la escarpa de Bucaramanga,Barrio pantano                A-3 2.011-5




Proyecto de Conservación de Suelos frente a la problemática de la Erosión en la escarpa de Bucaramanga,Barrio Pantano 3-A 2.011-6.




Proyecto de Conservación de Suelos frente a la problemática de la Erosión en la escarpa de Bucaramanga,Barrio Pantano 3-A 2.011-7.


Proyecto de Conservación de Suelos frente a la problemática de la Erosión en la escarpa de Bucaramanga,Barrio Pantano 3-A 2.011-8.




Proyecto de Conservación de Suelos frente a la problemática de la Erosión en la escarpa de Bucaramanga,Barrio Pantano 3-A 2.011-9.











 FIN.







video



Un granito de maíz, Parte 1

Yo soy ese maíz, yo soy maíz.  En mi boca el sabor de la arepa me hace niño y puedo poner fermento a mis palabras con una buena chicha, puedo llegar a encontrarme con muchas sorpresas desde el día en que llegó a mis manos y a mis más íntimos pensamientos un granito de maíz.  Embuchado, enmochilado, puesto ahí, germinando, viendo pasar sus golosos invitados.   


La pertenencia, se expresa desde cada punto del suelo convertido en colcha verde para obtener la comida de mi gente, mi madre, mi padre, mis hijos, mis hermanos, mis amigos, con sentimiento de campesino enamorado del milagro de la vida y dándoles nosotros de comer.  Nos jugamos la verdad sobre la belleza de nuestros territorios, la belleza en su máxima expresión, aquí los niños con su gusto alegre pondrán las flores en su lugar, sembrarán las tiernas semillas y les contarán a otros niños cómo lo hicieron, qué resultados obtuvieron, cómo se sintieron.


La verdad de una semilla de maíz tiene sus límites en las manos del sembrador, en su delicado esfuerzo, observación, aplicación de los sentidos, conexión lógica, contemplación mágica.  Entonces nos decidimos a la siembre y sentimos el milagro de la multiplicación.  Les contamos a todos que de una semilla salen mil.  Así, cada uno con sus cuentas puede hacer alguna oferta, puede disponer de un sentido, de una dinámica, de un bien material, de algo pertinente que se puede poner a jugar, a circular.


Estamos hablando de ese hombre inquieto que cruza la historia, harapiento, maloliente, miedoso, trasnochado, trastornado, sufrido, deprimido, perezoso, otro día se intoxica de la dicha ata cabos y descubre el poder de la semilla, es el amanecer del hombre del neolítico que emprende de nuevo valiente mirando la luz, se agarra de sí, se compenetra, hace sus propios enlaces, toma la herramienta, la pule, la afila y sale vanidoso de reconocer el mundo bajo sus pies y alista en su vieja mochila, la gloria del mundo.


Allí se potencia el anhelo del fermento sacralizado por el esfuerzo, de ese apasionado visaje que entre golpe y golpe completa su largo aliento, entre una cosa y otra de la acción y el pensamiento, el gusto por la herramienta, el resultado, la fiesta…